Entrevista con Antoni Graupera, gerente de TAI Smart Factory

-¿Qué productos y servicios ofrece TAI Smart Factory? 
TAI dispone de un sistema MES (QPlant) que permite realizar un seguimiento de todo lo que está sucediendo en la planta como el control de la producción, los consumos, las incidencias, el seguimiento de variables de proceso, mantenimiento, trazabilidad, calidad, OEE, QRM, etc.
-¿Qué tipo de clientes demandan sus servicios? 
Nuestro cliente, del mundo de la manufactura, tiene la necesidad de mejorar sus procesos de manera continua por lo que necesita información constantemente, y es aquí donde intervenimos nosotros dando visibilidad a lo invisible y, por tanto, objetividad a lo subjetivo, y además asegurando calidad y flexibilidad. Tenemos clientes de sectores como alimentación (Kraft, Codorniu, Frit Ravich, Maheso, Europastry, etc.), automoción (TI Automotive Systems, Metaldyne, Chassix, SMP, etc.), plástico (Tatay, Saplex, Renolit, EDV, etc.), artes gráficas-papel (Alzamora, Impresia, Apli, Goma Camps), etc.
-¿Con tanto cambio tecnológico hacia dónde se está orientando TAI? 
Estamos delante de la IV Revolución Industrial, también llamada Industria 4.0, donde las smart factories irán sustituyendo a los sistemas de manufactura tradicional, el mundo del Internet de las cosas, donde la inteligencia se va desplazando hacia los elementos y es aquí donde TAI está haciendo su apuesta a través del software, que sean los propios elementos los que decidan bajo una configuración establecida por el usuario. Tiene que ser el producto quien hable con la máquina e indique como tiene que fabricarse en cada momento a fin de dar la máxima flexibilidad al sistema productivo.
Fuente: Comunicación Empresarial